Blanqueamiento dental.

Unos dientes más blancos

Descripción de proyecto

¿Te gustaría tener unos dientes más blancos? ¿Echas de menos la sonrisa blanca y radiante que tenías hace unos años? Con el tiempo, los dientes se van manchando y cambian su color. Los colorantes de los alimentos y otros factores como el tabaquismo, pueden modificar el tono natural del esmalte y comportar que la sonrisa se oscurezca.

El blanqueamiento dental profesional utiliza una solución blanqueadora en forma de gel que está formulada para decolorar o blanquear los dientes y así recuperar una tonalidad mucho más bonita pero igualmente natural. Aunque no permite blanquear los dientes más allá del tono propio de cada paciente, suele conseguir unos resultados muy buenos, cuya duración dependerá de los hábitos de la persona.

A muchas personas les dura alrededor de dos años, otras tienen que retocarse su tonalidad con más frecuencia, dependiendo de los hábitos alimenticios. Por ejemplo, si se toma mucho café, té o Coca-Cola, se va a oscurecer más fácilmente.

Asimismo, existen otros factores que determinan la decoloración de la dentadura. A medida que avanza la edad la dentadura va perdiendo brillo más rápidamente. En cuanto a las manchas en los dientes, pueden deberse a un factor hereditario o al uso de tetraciclinas cuando eran niños, lo que provoca un tono gris en la dentadura.

En caso de que las manchas sean tan severas y no se puedan blanquear con el tratamiento convencional, primero blanqueamos los dientes y posteriormente ponemos carillas de porcelana del tono deseado quedando ya una tonalidad permanente.

Muchas personas creen que blanquearse la dentadura es un procedimiento muy costoso, pero en realidad es bastante accesible y tiene muchas ventajas. Así lo han comprobado muchos pacientes de nuestra clínica dental, que al mejorar la apariencia de sus dientes mejoraron su autoestima, sintiendo más confianza en sí mismos.

Sensibilidad en los dientes e irritación en las encías son los únicos inconvenientes, pero se trata de algo transitorio que desaparece totalmente cuando termina el tratamiento.

Indicaciones para el blanqueamiento

Para realizarse un blanqueamiento hay que tener una boca sana, sin caries ni inflamación en las encías. Por eso es necesario realizar un mini chequeo dental antes de iniciar el tratamiento. En caso de encontrar algún problema, este se deberá solucionar antes de seguir con el blanqueamiento.

Volver a arriba