Cirugía Oral.

Extracción dental

Descripción de proyecto

Una de las áreas más importantes que abarca la odontología es la Cirugía Oral. Clínicamente, se conoce como la especialidad médica que se ocupa de la prevención, el estudio, el diagnóstico, el tratamiento y la rehabilitación de dolencias localizadas en la boca, el rostro y el territorio cráneo-facial en general.

La Cirugía Oral abarca procedimientos como la extracción dental, la fenestración o tracción de dientes retenidos, la plastia de frenillos labiales, la extirpación de quistes, caries dentales muy extensas, los implantes dentales y la cirugía protésica. Así, la especialidad está principalmente destinada a resolver determinados problemas de la cavidad oral que requieran alguno de los procedimientos citados.

Generalmente, la Cirugía Oral suele utilizarse para quitar dientes incluidos, que puedan estar causando dolor o infección en la cavidad bucal del paciente. Aunque éste sea uno de los tratamientos principales, la especialidad también incluye añadir piezas dentarias, quitar lesiones precancerosas o mejorar la colocación de una prótesis, por ejemplo.

Por lo general, los resultados que se obtienen de la Cirugía Oral son exitosos y satisfacen tanto las necesidades estéticas como funcionales del paciente. Sin embargo, como en cualquier otra especialidad quirúrgica, también existen una serie de complicaciones o riesgos asociados: dolor postoperatorio, hematoma y edema postoperatorio, alteración de la sensibilidad en la boca, infección local postoperatoria o el daño en los dientes próximos a la zona intervenida, entre algunos otros. Aunque los riesgos y complicaciones no son habituales, la responsabilidad del dentista es advertir e informar al paciente sobre ello.

Volver a arriba