Enfermedades periodontales: ¿cómo las prevenimos?

Muchos de nuestros pacientes no son conscientes de una enfermedad periodontal, ya que no se dan cuenta de los síntomas reales que pueden ayudar a detectarla a tiempo. Es por eso que en nuestra clínica creemos que la mejor forma de luchar contra ellas es la prevención. Estas infecciones pueden extenderse demasiado por nuestra boca y hacer que corramos el peligro de iniciar ramificaciones por el resto del cuerpo, ya que nuestro organismo es un conjunto de vasos comunicantes.

¿Cómo podemos prevenirlas?

 

Higiene bucal

El remedio más efectivo para la prevención de las enfermedades periodontales es la higiene bucal profunda y rigurosa a diario, con cepillados cuidadosos y utilización de hilo dental también a diario. Esto es muy importante porque la enfermedad periodontal se inicia, en todo caso, por una caries que no ha sido detenida a tiempo.

Esta caries acaba por penetrar en todo el diente, llegando hasta la encía y haciendo peligrar la propia supervivencia de la pieza dental. Esto provoca que se creen las llamadas bolsas periodontales bajo la encía, poniendo en peligro la salud general del propio paciente.

 

Visitas al dentista

De la misma forma, e incidiendo en la idea de la prevención como principal remedio contra la enfermedad periodontal, las visitas periódicas al dentista son el mejor mecanismo para que se pueda detectar la enfermedad en su fase primigenia. Si se consigue atacar la enfermedad periodontal al principio de la misma, podría resolverse con un mero raspado de la zona por parte del dentista, de manera que no haría falta una cirugía mayor.

Sin embargo, si por el contrario se tarda en detectar la única solución pasaría a ser la cirugía a colgajo, que conlleva muchas posibles complicaciones y que aunque resuelve la gran mayoría de las situaciones no lo hace con todas. Se calcula que los casos resueltos con este tipo de cirugía son del entorno del 80%.

En definitiva, cuanto mejor higiene bucal llevemos menos posibilidades tendremos de llegar a desarrollar una gingivitis o una enfermedad periodontal, y en el caso de que lo hagamos, lo ideal es que nuestro dentista la pueda detectar al principio para que la solución sea mucho más sencilla.

Si tienes cualquier problema o cualquier duda, contacta con nosotros y te ayudaremos encantados. Nos encontrarás en Jaume Casanovas 45, el Prat de Llobregat.

Inflamación de las encías: ¿cómo la evitamos?

Muchos estudios y estadísticas demuestran que la mitad de los españoles sufre, o sufrirá, algún tipo de enfermedad de las encías durante toda su vida. Esto se debe a que muchas personas desconocen que, a parte de tener unos dientes fuertes y sanos, una buena salud bucodental se centra en tener unas encías sanas. Este último punto suele descuidarse habitualmente, y es por eso que hoy venimos a explicarte qué factores hacen que tus encías se debiliten, provocando ciertas enfermedades. También te decimos cómo evitarlo que puedas tener unos dientes y encías saludables.

¿Por qué se inflaman las encías?

La inflamación en las encías se produce principalmente por la acumulación de sarro y placa bacteriana en la boca. Las bacterias que se acumulan alrededor de los dientes y las encías, si no se eliminan correctamente con la higiene dental, acaban provocando una reacción inflamatoria. Las encías inflamadas causan dolor, molestias y suelen provocar sangrado, sobre todo durante el cepillado. Por ello es importante prevenir y evitar esta inflamación y, cuando ya se ha producido, intentar solucionarla lo más rápido posible. Cuando aparecen los primeros síntomas, es muy importante acudir al especialista.

Principales enfermedades de las encías

 

Gingivitis:

La gingivitis provoca el sangrado de la encía durante el cepillado, una hipersensibilidad dental y un color rojo más brillante de lo habitual en la zona. La inflamación de las encías suele ir acompañada de una infección que puede llegar a destruir el tejido en el que se soporta el diente. Las causas más habituales de la gingivitis están relacionadas con una deficiente higiene dental pero también con la alimentación, el tabaquismo y una cierta predisposición genética. Las enfermedades de las encías suelen ser hereditarias. Si la gingivitis no se detecta o no se trata a tiempo, puede evolucionar a un estado más grave de las enfermedades de las encías: la periodontitis. Por eso, es muy importante acudir al especialista en el cuidado de las encías, el periodoncista, cuando aparecen los primeros síntomas.

Periodontitis:

La periodontitis causa la retracción de la encía y, con el tiempo, puede causar una separación entre ésta y el diente. Esta separación puede debilitar el hueso donde se soportan los dientes y acabar provocando la pérdida de las piezas dentales. La prevención, una revisión anual del estado de dientes y encías y una correcta higiene bucodental son las mejores armas para luchar contra estas enfermedades.

 

¿Cómo podemos evitarlo?

Una buena higiene bucodental es fundamental para evitar la inflamación de las encías. Realizar correctamente el cepillado, sin presionar en exceso las encías, usar del hilo dental y realizar una higiene dental en la consulta una vez al año son tres factores imprescindibles. La alimentación es otro aspecto a tener en cuenta. Una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, contribuye a una mejor nutrición y a reducir el riesgo de inflamaciones. Cuando se tienen las encías inflamadas, es importante evitar el tabaco o el alcohol, sustancias irritantes que solo agravan el problema. En ocasiones, sustituir la pasta de dientes por una específica para encías sensibles o inflamadas puede resultar muy efectivo.

Aun así, lo más importante es acudir a la consulta del dentista y seguir los consejos de los profesionales. Si tienes cualquier problema o cualquier duda, contacta con nosotros y te ayudaremos encantados. Nos encontrarás en Jaume Casanovas 45, el Prat de Llobregat.

¿Cómo mejorar la salud dental de tu bebé?

En muchas ocasiones, descuidamos la salud dental de los bebés ya que creemos que al ser tan pequeños no es necesaria tenerla en cuenta. Debemos saber que durante la primera etapa de vida, los hábitos de higiene bucal de los más pequeños pueden marcar la salud de sus dientes en un futuro, evitando ciertas infecciones o enfermedades si estos son satisfactorios. 

Hábitos recomendados

 

1. Espera a que salgan los primeros dientes

Hasta que no salgan los primeros dientes, alrededor de los seis meses de edad, las técnicas como el cepillado, el hilo dental o los enjuagues bucales no deben ser empleadas, pero sí que se les debe aplicar unos cuidados especiales para minimizar su exposición a ciertos factores de riesgo, como por ejemplo aplicar en sus dientes y encías una gasa húmeda.

2. Introduce poco a poco el flúor

Todo el mundo conoce las saludables propiedades del flúor para fortalecer los dientes, pero lo que no sabe la mayoría de personas es que estos beneficios también se pueden conseguir incluso antes de que aparezcan los primeros dientes. Es por eso que podemos fortalecer el esmalte de las futuras piezas dentales dando la cantidad adecuada de flúor a nuestro bebé. Hay varias maneras de administrar flúor a los recién nacidos, que van desde el agua fluorada, la sal o algunos comprimidos con flúor. Así que lo mejor será consultar con el dentista o con el pediatra para determinar la mejor solución.

3. Evita la caries del biberón

La caries del biberón es el mayor riesgo dental al que están expuestos los bebés. Se debe a una exposición habitual y extensa de los dientes temporales a líquidos que contienen azúcar. Esto significa que la leche, sus sustitutivos o los zumos de frutas pueden provocarla. Suele suceder cuando los bebés se quedan dormidos con el biberón en la boca y exponen sus dientes a los líquidos azucarados que actúan negativamente en la dentina. Es por este motivo que se debe evitar que el bebé se duerma con el biberón en la boca o, si lo hace, que sea con un biberón con agua. En caso de amamantar todavía al bebé, pregúntale al pediatra o dentista cuál es la mejor manera de prevenir la caries del biberón. Además, también será necesario limpiar los dientes y encías del bebé después de cada comida con una toallita húmeda para eliminar los azúcares

4. Vigila con ciertos medicamentos

Hay ciertos medicamentos, como algunos antibióticos que contienen tetraciclina, que pueden pigmentar los dientes del bebé si son tomados por la madre durante la segunda parte del embarazo o la lactancia del niño. Debes de tenerlo muy en cuenta para evitar posibles problemas en la boca de tu bebé.

 

Si tienes dudas sobre la salud dental de tu hijo o hija recién nacido, contacta con nosotros para recibir más información. Nos encontrarás en Jaume Casanovas 45, el Prat de Llobregat.

 

Descubre los tratamientos estéticos con ácido hialurónico

Todos sabemos que el paso del tiempo es inevitable. Vamos notando poco a poco cómo van apareciendo las primeras arrugas, cómo perdemos firmeza y elasticidad en nuestra piel… Es por eso que hoy venimos a hablarte de los tratamientos de estética facial con ácido hialurónico. En Clínica Dental Dra. Casaus los llevamos a cabo para ayudarte a devolver la juventud y vitalidad a tu rostro. 

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia que podemos encontrar de forma natural en el organismo (en la piel, las articulaciones…). Le da elasticidad e hidratación y suele usarse en tratamientos estéticos, ya que al formar parte de nuestro organismo, su uso es seguro y no produce alergias.

 

¿Para qué tratamientos se usa?

  • Aumento labial: el relleno dérmico facial es un tratamiento que destaca sobretodo por la naturalidad de sus resultados, muy satisfactorios gracias al aumento de la estructura labial y a un mayor relieve y carnosidad. Además, este tratamiento es mínimamente invasivo con tu organismo. A diferencia de otros tipos de inyecciones, este permite corregir posibles defectos en los resultados.
  • Líneas de marioneta: muchas personas se sienten acomplejadas por las líneas de expresión que van marcándose cada vez más desde la comisura de la boca hasta la barbilla. Con el ácido hialurónico podemos rellenarlas y suavizarlas para conseguir una piel más tersa y rejuvenecida.  
  • Surcos nasolabiales y nasogesianos: estas líneas que podemos encontrar desde el ángulo de la nariz hasta la base de la boca también pueden hacer que tu rostro se vea más envejecido y pierda naturalidad. Es por eso que también se pueden rellenar y hacer que sean mucho menos visibles.
  • Relleno de encías: en diversas ocasiones, nos encontramos con que muchos de nuestros pacientes no tienen encía suficiente para colocar una prótesis. Es por eso que el uso de este ácido es fundamental para conseguir que se regenere de forma natural y para poder continuar con el tratamiento.

 

Beneficios

Entre los principales beneficios de los tratamientos estéticos con ácido hialurónico, podemos destacar la naturalidad de los resultados, estimulando la regeneración celurar y devolviendo la tersura y suavidad perdida del rostro. A pesar de que su efecto es temporal (puede durar entre 6 meses y un año dependiendo del estado de la piel), los resultados son rápidamente visibles y efectivos. Además, está comprobado que la repetición del tratamiento presenta unos resultados más duraderos. 

 

Si deseas informarte sobre estos tratamientos, contacta con nosotros sin ningún tipo compromiso. Nos encontrarás en Jaume Casanovas 45, el Prat de Llobregat.