Cuida tu salud oral este verano

salud oral verano

Cuidar nuestra salud oral es fundamental en todas las épocas del año. Aun así, es común que en verano nos relajemos y nos olvidemos un poco más de nuestra rutina, dejando de lado la importancia de cuidar nuestros dientes.

Es por eso que hoy te contamos una serie de consejos para cuidar de tu dentadura este verano y evitar cualquier problema durante esta época y estas vacaciones. 

6 consejos para cuidar tu salud oral este verano

 

Bebe agua con regularidad

En verano perdemos más líquido debido a las altas temperaturas, por lo que es preciso tener siempre agua fresca a mano. Una buena hidratación previene infecciones e inflamaciones en la boca.

Establece una dieta sana, con alimentos de temporada. 

La fruta y la verdura son excelentes para comidas ligeras y con alto contenido en agua. Disfruta de ensaladas, de frutas como el melón, la sandía o el melocotón… que serán de gran ayuda para mantenerte hidratado y mejorar tu salud bucodental.

No abuses de bebidas azucaradas ni alimentos con alto contenido en azúcar. 

Durante esta época es muy común comer helados, granizados… Debemos tratar de establecer un límite y, por supuesto,  cepillar los dientes después de comerlos. Las bebidas azucaradas también hacen que el esmalte se oscurezca y que la caries aparezca de manera más rápida, igual que los helados.

No olvides tu rutina de higiene bucodental. 

Cepilla tus dientes mínimo 3 veces al día y al menos durante 2 minutos para que la limpieza sea profunda. Usa hilo dental y enjuague para una mejor limpieza.

Controla la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco. 

El abuso de bebidas alcohólicas y el tabaco hacen que aparezcan con más frecuencia ciertas enfermedades bucodentales. Te animamos a apostar por un consumo responsable para que puedas disfrutar de tu verano sin ningún tipo de problema.

Protege tus labios del sol. 

No debemos olvidarnos de que los labios también son importantes para nuestra higiene bucodental. Utiliza un cacao con protección para cuidarlos. La exposición solar es un factor de riesgo para desarrollar cáncer oral.

 

Si tienes cualquier duda y deseas consultarnos, ponte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Cuida tus implantes dentales

implantes dentales consejos

La colocación de implantes dentales para sustituir los dientes perdidos ha sido desde siempre uno de los principales retos de la odontología moderna. Los avances en el tratamiento con implantes dentales han situado el procedimiento implantológico como la mejor opción para recuperar los dientes perdidos, tanto para rehabilitaciones unitarias, como de todo el maxilar.

Si la colocación de implantes es llevada a cabo por especialistas y con las precauciones adecuadas, no debe generar mayores problemas. Aun así, queremos darte unos cuantos tips que te ayudarán a llevar un posoperatorio más cómodo y llevadero.

Recomendaciones tras la colocación de implantes

 

Cuida tu alimentación

Es aconsejable esperar al menos 2 horas después de la cirugía para empezar a beber o comer. Una vez pasado este plazo, te recomendamos que sigas una dieta blanda y fría durante el resto del día, evitando masticar con la zona intervenida. Aunque debes beber bastantes líquidos y las bebidas frías están recomendadas, es importante que no tomes alcohol.

 

Vigila con los enjuagues

No enjuagues tu boca ni escupas inmediatamente después de la intervención. Esto puede destruir el coágulo o perjudicar los puntos de sutura, causando el consecuente sangrado. A partir del día siguiente a la colocación de implantes, enjuágate suavemente con un enjuague bucal (normalmente con clorhexidina), siempre prescrito por el doctor.

 

¿Puedo cepillar mis dientes con normalidad?

El mismo día de la intervención, no debes lavarte los dientes. Cuando hayan pasado 24 horas, sí puedes cepillarlos, pero de forma muy suave. Deberás evitar siempre la zona de la boca que ha sido intervenida.

 

Sangrado

Los dos primeros días tras la colocación del implante suelen ser los más molestos. La cirugía provoca un sangrado que puede permanecer durante las 24 o 48 horas posteriores. Para controlarlo, coloca una gasa sobre la zona sangrante, muérdela para mantenerla en su sitio y cámbiala cuando sea necesario. Si el sangrado no disminuye, es importante que evites toda actividad física y que descanses.

Si transcurridas 48 horas el sangrado continúa, ponte en contacto con la clínica para explicarnos tu situación.

 

Ejercicio físico

El mismo día de la cirugía, conviene que descanses todo lo que puedas y evites hacer movimientos bruscos. En caso de que practiques deporte o alguna actividad física, te recomendamos que la suspendas durante una semana. Así, evitarás problemas relacionados con el sangrado, la inflamación o el dolor.

 

Si tienes cualquier duda acerca de los implantes y quieres consultarnos, ponte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso y te atenderemos encantados.

Gingivitis: causas y prevención

Cómo tratar la gingivitis y prevenirla

La gingivitis es una forma bastante frecuente y leve de enfermedad periodontal. Suele causar irritación, enrojecimiento e inflamación de la parte de las encías que rodea la base de los dientes. Es fundamental tomar la gingivitis en serio y tratarla rápidamente, ya que de lo contrario puede llevar a una enfermedad de las encías mucho más grave: la periodontitis.

Es por eso que hoy os contamos las principales causas de la gingivitis, los síntomas que indican esta patología y cómo podemos prevenirla de forma adecuada.

Causas principales de la gingivitis

La causa más común de la gingivitis es la mala higiene oral.

Una higiene oral insuficiente estimula la formación de placa sobre los dientes, causando inflamación de los tejidos de las encías. La placa es una película invisible y pegajosa compuesta por bacterias que se forman sobre los dientes. Se requiere una eliminación diaria de la placa, ya que se vuelve a formar rápidamente.
Si la placa que permanece en los dientes, puede endurecerse debajo de la línea de las encías, transformándose en sarro. Para eliminarlo, es necesaria una limpieza dental profesional.

Los buenos hábitos de higiene bucal, como cepillarse los dientes mínimo dos veces al día, usar hilo dental y acudir a la clínica para realizar los controles dentales periódicos, pueden ayudar a evitar la gingivitis.

Prevención

Si quieres mantener tu boca sana y evitar esta enfermedad bucodental, es importante que tengas en cuenta los siguientes factores:

  • Cepíllate los dientes correctamente: la higiene bucal es un factor fundamental para la prevención de esta patología. Cepillar tus dientes de manera adecuada ayudará a evitar el desarrollo de la gingivitis.
  • Usa el hilo dental adecuadamente: el hilo dental es una herramienta que suele ayudar mucho en estos casos, ya que ayuda a eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana que se acumula entre los dientes. 
  • Mantén una alimentación equilibrada: existen muchos alimentos que dañan nuestros dientes y también existen otros que los nutren. Por ello es importante que mantengas una dieta sana y equilibrada.
  • Visítanos periódicamente: es importante que periódicamente reserves una cita para que podamos indicarte qué tipo de tratamiento necesitarás o para evitar que la patología se desarrolle más.

Si tienes cualquier duda y quieres que te aconsejemos y ayudemos, ponte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso, ¡te esperamos!