5 falsos mitos dentales

Hoy en día, nos llegan muchos comentarios a diario acerca de mitos dentales y remedios caseros, por boca de amigos y conocidos o que leemos en páginas de internet, en redes sociales… Sin embargo, muchos de ellos no son ciertos y pueden causar problemas en nuestra salud bucodental. Es por eso que hoy analizamos 5 falsas creencias habituales sobre nuestra boca, para explicar por qué no debemos creerlas y aclarar la realidad al respecto.

1. El bicarbonato es bueno para blanquear los dientes

Aunque antiguamente sí que se utilizaba como blanqueante dental, no recomendamos su uso para esta función, ya que es muy abrasivo y ocasiona daños al esmalte. Debemos saber que blanqueamientos dentales deben realizarse únicamente en una clínica dental y por un especialista.

2. Las muelas del juicio deben extraerse siempre

 Las muelas del juicio únicamente deben extraerse cuándo su posición y desarrollo cause infecciones o problemas para el resto de los dientes. Cada caso debe ser evaluado detalladamente por un odontólogo.

3. Las limpiezas dentales estropean o rayan los dientes

La limpieza dental sirve para eliminar la placa y el sarro que se deposita en los dientes y por tanto evitar futuras patologías, como la periodontitis, también conocida coloquialmente como «piorrea». Por lo tanto, esta información no es cierta, es más, se recomienda realizar al menos una limpieza al año.

4. Las caries siempre duelen

Una caries puede estar presente en un diente, principalmente en el esmalte, sin que el paciente sienta dolor alguno. Además, si la caries llega a la zona de dentina y el diente pierde la vitalidad de su nervio, es probable que no se note ningún tipo de dolor. El dolor se inicia cuando la infección se extiende a la dentina, en contacto con bebidas frías o calientes o azúcares. Si la infección llega el nervio, puede infectarse y el dolor aumenta. Las revisiones periódicas son la mejor herramienta para detectar a tiempo una caries.

5. Los cepillos dentales duros limpian mejor que los blandos

Todos los cepillos cumplen su función de higiene de igual forma, y está demostrado que los cepillos duros pueden provocar heridas en la encía del paciente. Cada paciente debe escoger un cepillo dental adecuado a su dentadura, y en caso de duda debe acudir a un odontólogo que le recomendará el más adecuado.

 

Si tienes cualquier duda sobre cómo cuidar tu dentadura y quieres consultarnos, visítanos sin ningún tipo de compromiso. Nos encontrarás en Carrer de Jaume Casanovas 45, el Prat de Llobregat.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *