¿Cepillo manual o cepillo eléctrico?

manual-vs-electrico

Seguro que muchas veces te has preguntado qué tipo de cepillo deberías utilizar. ¿Realmente hay tanta diferencia entre uno y otro? ¿Vale la pena pagar la diferencia de precio? En el post de hoy os contamos cuáles son las diferencias y ventajas de cada uno para poder sacaros de dudas.

Aunque sabemos que los especialistas en odontología afirman que es mejor el cepillo eléctrico, hay casos o excepciones en los que es recomendable el uso del cepillo manual.

¿En qué casos es  mejor utilizar cepillo manual?

El cepillo manual es más adecuado cuando estamos en proceso de recuperación por intervención quirúrgica. Con este minimizamos el daño en las encías y en las piezas  dentales. Podemos controlar la fuerza y velocidad del cepillo, por lo que sufriremos menos dolor en las zonas sensibles.

También es recomendable utilizarlo cuando llevamos ortodoncia. Ya que el cepillo eléctrico puede desprender un alambre o un bracket. Con el cepillo manual tendremos más cuidado y menos probabilidades de ocasionar problemas en la ortodoncia.

¿Porque los especialistas recomiendan el cepillo eléctrico?

Existen varios motivos por lo que es mejor utilizar un cepillo eléctrico:

  1. Los cepillos eléctricos pueden reducir más placa bacteriana que los manuales. Por lo tanto, tendremos menor riesgo de sufrir enfermedades dentales o gingivales.
  2. Reduce el riesgo de abrasión del diente gracias a su control de presión.
  3. Aumenta el tiempo de cepillado. Las personas que utilizan cepillos eléctricos suelen estar entre un 20 y un 40% más de tiempo cepillándose los dientes.

 

Un estudio demuestra que el cepillo eléctrico reduce un 10% más de placa bacteriana que el cepillo manual.
Cepillo eléctrico vs cepillo manual
Cepillo eléctrico vs cepillo manual

Si tienes alguna duda o consulta sobre como qué tipo de cepillo utilizar u otros temas de salud o estética oral no dudes en contactarnos. Puedes encontrarnos en la calle Jaume Casanovas 45, El Prat de Llobregat.

¡Di NO a morderse las uñas!

Morderse las uñas

¿Eres de esas personas que no puede parar de morderse las uñas? ¿Te cuesta horrores dejarlas crecer? Seguramente padezcas Onicofagía. En el post de hoy explicaremos qué riesgos conlleva morderse las uñas a nivel bucodental.

 

¿Qué es es la Onicofágia?

 La onicofágia es el hábito compulsivo de morderse las uñas . Con el tiempo puede provocar múltiples lesiones físicas tales como problemas en los dientes, deformación de la cutícula, formación de verrugas, infecciones, afectación por hongos o bacterias e incluso la elevación de los bordes laterales del dedo.

Permítenos hacerte saber que dejando de lado lo poco estético que queda las uñas mordidas, deberías saber que este acto es muy perjudicial para tu salud bucal.

 

¿Porque morderse las uñas puede ser perjudicial?

Las personas que se muerden las uñas podrían rompe, astillar o desgastar sus dientes frontales debido al estrés causado al morder. Sobretodo aquellas personas que utilizan brackets, ya que ponen sus dientes en mayor riesgo de que haya una reducción de las raíces o pérdida dental.

Y no es el único problema, sino que las personas que se muerden las uñas, muerden lápices o aprietan los dientes tienen mayor riesgo de sufrir bruxismo. Además  de ser propensos a aftas y herpes y a tener mal aliento. Este es causado por la multiplicación de bacterias.

Pero el mayor problema es la transmisión de bacterias que se produce entre la boca y la uña/mano. Estas bacterias se pueden propagar de la mano a la boca y viceversa, con el riesgo de crear enfermedades o virus que puedan afectar nuestro sistema inmunológico.

Si tienes alguna duda o consulta sobre los problemas relacionados con morderse las uñas u otros temas de salud o estética oral no dudes en contactarnos. Puedes encontrarnos en la calle Jaume Casanovas 45, El Prat de Llobregat. ¡Te estamos esperando!

 

Morderse las uñas