¿Cómo afecta la diabetes en la salud bucodental?

Los dientes y encías son una parte del cuerpo que sufren especialmente los efectos de la diabetes y, por lo tanto, su buen estado y su buen cuidado es fundamental en las personas diabéticas. Existe una relación directa entre la diabetes y las enfermedades de las encías. No solo los diabéticos tienen más riesgo de sufrir una enfermedad periodontal, sino que la presencia de trastornos en las encías pueden identificar precozmente el desarrollo futuro de esta enfermedad.

¿Cómo te puede afectar la diabetes en la salud bucodental?

Una persona con diabetes, si no se trata adecuadamente, tiene una mayor susceptibilidad a las infecciones, a tener la boca seca, a padecer halitosis y el retraso en la cicatrización de las heridas, entre otros problemas bucodentales.

Sufrir una infección en las encías, como la gingivitis o la periodontitis, también puede afectar a los niveles de azúcar en sangre. Por eso, tener unos hábitos de higiene dental correctos, puede ayudar a mantener una buena salud bucodental y a controlar la diabetes.

Las enfermedades periodontales son más frecuentes y suelen estar más avanzadas en diabéticos así que una buena higiene oral será fundamental para estos pacientes. La periodontitis puede ser un primer signo de diabetes y, si no se controla, puede hacer empeorar a la diabetes. Por otro lado, un buen tratamiento de las enfermedades de las encías puede mejorar el control de la diabetes.

¿Por qué debes acudir al dentista?

El dentista es quien puede contribuir al diagnóstico precoz de la diabetes y, con sus cuidados, ayudar al control de la enfermedad. Es importante acudir al dentista si se detectan síntomas como encías enrojecidas, inflamadas, sensibles o que sangran con facilidad.

Si tienes cualquier duda sobre la relación de la diabetes con la salud oral y quieres realizar una consulta, contacta con nosotros sin ningún tipo de compromiso. Nos encontrarás en Carrer de Jaume Casanovas 45, el Prat de Llobregat.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *