Embarazo y salud dental

¿Ha notado que ahora le sangran las encías?
Durante el embarazo es frecuente la inflamación y el sangrado de la encía (gingivitis), debido a los cambios hormonales.
¿ Que consecuencias tiene si no se trata ?
Es muy importante curar la gingivitis a tiempo por ser la antesala a la periodontitis, también llamada piorrea, la cual destruye el hueso que soporta a los dientes. Estos empiezan a moverse y se pierden a corto o medio plazo.
¿ La piorrea se cura ?
Con tratamiento se puede detener la destrucción del hueso, puede mejorar la inflamación de la encía pero el hueso que se ha perdido ya nunca más se recupera, quedando los dientes con movilidad y con sensibilidad permanente.
¿ Puede afectar a su hijo ?
La periodontitis o piorrea durante el embarazo es un factor de riesgo para el nacimiento de niños inmaduros y con bajo peso, incluso se ha detectado más riesgo que en el abuso por alcohol.
¿ Como puede evitarlo ?
Realizándose una exploración en el primer trimestre detectaremos su posible predisposición a padecer esta enfermedad, que se puede iniciar con el embarazo y todas sus secuelas , tanto para usted como para su hijo.

Es conveniente realizarse una higiene dental durante este periodo ya que así disminuirá la inflamación y el sangrado de las encías.
También le daremos consejos para mantener una boca sana durante su embarazo y para que después haya adquirido unos buenos hábitos que podrá transmitir a su hijo.

La dieta y la caries dental

La caries es una enfermedad de los dientes muy relacionada con el consumo de alimentos ricos de azúcar. Por ello, se aconseja reducir su ingestión y la frecuencia con que se consumen.
A continuación os damos unos consejos básicos para conseguirlo:

Los siguientes alimentos son ricos en azúcar y, por tanto, poseen una alta capacidad para producir caries:
– Los dulces tipo caramelos y bombones…
– Todo tipo de productos de pastelería (pasteles, magdalenas, galletas, ensaimadas, pan de molde…)
– Todo tipo de pasteles industriales.
– Mermeladas, helados, chocolate, miel, turrón, yogures de frutas, cereales de desayuno…
– Bebidas refrescantes dulces (cola, zumos de frutas envasados…)
– Ketchup, patatas fritas tipo “chip”, salsa de tomate, cacahuetes…

Estos alimentos son menos perjudiciales si los tomamos con las comidas principales y, sobre todo, si después nos cepillamos los dientes. Son muy peligrosos para los dientes si los ingerimos entre comidas. Es más importante la frecuencia de la ingestión de dulces que su cantidad; es decir, una misma cantidad de dulces es menos perjudicial si la tomamos de golpe que si la repartimos durante el día.

Todos aquellos alimentos que dejan residuos en los dientes (galletas, caramelos de café con leche, sugus, chocolate…) son los más perjudiciales, porque atacan al diente durante más tiempo. Es imprescindible, por tanto, cepillarse muy bien los dientes después de haberlos comido. Son preferibles los caramelos y chicles sin azúcar y las bebidas refrescantes light, porque contienen menos azúcar.

La higiene es otro factor importante en la lucha contra la caries. No os tenéis que olvidar nunca de cepillar bien los dientes después de cada comida con un dentífrico que contenga fluor.

Consejos Odontopediatria II

EL NIÑO JUGANDO SE HA DADO UN GOLPE Y SE LE HA CAIDO UN DIENTE DEFINITIVO.¿QUE DEBO HACER?

Los dientes avulsionados de forma traumática pueden salvarse con una actuación rápida y cuidadosa. La reubicación del diente dentro de su alveolo se debe efectuar durante los siguientes 30 minutos, máximo 1 hora del traumatismo. Las probabilidades disminuyen considerablemente a medida que pasa el tiempo, siendo ya muy escasas pasadas las 3 horas. Es muy aconsejable que alguien reimplante inmediatamente el diente. Con el diente dentro de su alveolo y teniendo en cuenta lo que le detallaremos, aumentan las probabilidades de conservar el diente. Para ello siga los siguientes pasos:

  1. Sujetar el diente por la corona (no por la raíz) y lavarlo con el chorro de agua del grifo o de una fuente si ha sucedido en el parque.
  2. Es importante no restregar ni rascar el diente aunque queden restos de suciedad. Usar solo agua del grifo a temperatura templada. No usar nunca jabón, alcohol, agua salada, etc.
  3. Si es posible, el diente debe ser cuidadosamente reimplantado dentro del alveolo, y mantenerlo en dicha posición, aguantándolo con la lengua, o con una gasa cerrando la boca.
  4. En caso de que el diente no pueda ser reimplantado inmediatamente acudiremos al dentista transportando el diente dentro de un vaso con leche fría. Si no se dispone de leche, el diente puede ser transportado dentro de la boca debajo de la lengua o en un carrillo del niño o de sus padres. Es muy importante mantener el diente húmedo (se puede usar suero fisiológico o el liquido de guardar las lentillas).
  5. inmediatamente llamar por teléfono y acudir al dentista.

Consejos de Odontopediatría y generales

¿Qué hacer ante la rotura de una pieza dental?

los cuidados según las edades, cuando visitar al dentista, el embarazo, estadísticas y muchos otros consejos que iremos añadiendo

  1. CUIDADO DE LOS DIENTES DE SU HIJO EN LAS DIFERENTES ETAPAS

De 0 a 1 años

• Seguimiento de la erupción de los dientes de leche
• Prevención de la caries del biberón (7 meses)
• Limpieza de los dientes con gasa húmeda o bastoncillo (7 meses)
• Cepillado de los dientes con un dentífrico bajo en fluor evitando así los efectos nocivos de este , si se lo traga. (12-15 meses)

De 1 a 2 años
• Consejos dietéticos a los padres sobre alimentos que producen caries
• Retirada del chupete y del biberón, evitando las malposiciones dentales (2 años)
• Primera visita al dentista donde le mostraremos el instrumental y el sillón como si fuera un juego creándole un recuerdo agradable con ganas de repetirlo.
• Vigilar la gingivitis y las maloclusiones

De 2 a 6 años
• Revisión odontológica (dos anuales de por vida)
• Enseñanza de la técnica de cepillado e inicio del autocepillado (2 años )
• Aplicación de gel de fluor con cubeta en la clínica

De 6 a 14 años
• Control de las malposiciones e inicio de tratamiento ortodóncico si precisa
• Exploración bucal: sarro,gingivitis ,caries ,apiñamientos ,frenillos…
• Suplementos de fluor en caso de predisposición a caries
• Sellado de fisuras: tratamiento de las superficies de las muelas para evitar que se formen caries hasta que adquieran un hábito de cepillado correcto
• Inicio del uso del hilo dental (8años)

Mas de 14 años
• Revisiones y limpiezas rutinarias: previenen el deterioro irreversible de los dientes (1 cada 6 meses)
• Control de caries
• Refuerzo de los hábitos de higiene y salud oral
• Consejos dietéticos
• Prevención de cáncer oral

El tabaco y las encías

La influencia del tabaco en las encías va más allá del hecho, bien conocido, de que el tabaco MANCHA LOS DIENTES y produce un característico MAL ALIENTO.

El tabaco DISMINUYE SUS MECANISMOS DEFENSIVOS contra las bacterias de la placa bacteriana.
Esto justifica que esas bacterias dañinas produzcan una mayor DESTRUCCIÓN DEL HUESO que sujeta al diente no recuperándose nunca más, produciéndose primero MOVILIDAD y posteriormente la PÉRDIDA PROGRESIVA DE TODOS LOS DIENTES.
¡No confíe en que sus encías estén sanas porque no sangren, SI USTED FUMA!
El que su encía no sangre, aún estando muy afectada, es un signo más del efecto del tabaco: la encía recibe un MENOR APORTE SANGUÍNEO Y DE OXÍGENO y tiende a sangrar menos.
Si la enfermedad de sus encías va a ser tratada, LA EFICACIA DEL TRATAMIENTO ES MENOR.
La respuesta al tratamiento es peor en las personas que fuman, hasta el extremo de que ciertas técnicas complejas no siempre se aconsejan en personas fumadoras, por los resultados claramente peores.

¿Cómo se trata la enfermedad de encías?

Esto se consigue eliminando las bacterias dañinas de la placa bacteriana, mediante la combinación de tres medidas.

1.- El tratamiento periodontal inicial.
2.- Revisiones periódicas posteriores cada 3 meses.
3.- Higiene personal diaria.

Pese a esto, el consumo de tabaco puede hacerle tan VULNERABLE a la enfermedad, que aun practicando las tres medidas anteriores, el resultado a largo plazo de su tratamiento será mucho peor que si no fumara.

EN DEFINITIVA, EL CONSUMO DEL TABACO PREDISPONE A LA ENFERMEDAD PERIODONTAL (PIORREA) Y DISMINUYE LA EFECTIVIDAD DEL TRATAMIENTO.

DEJAR DE FUMAR BENEFICIA LA SALUD DE SUS ENCIAS.