Salud Oral Infantil: consejos

cómo mejorar la salud oral infantil

La salud oral infantil es fundamental, ya que si les inculcamos desde bien pequeños que tener una boca en condiciones es muy importante para su salud, si adoptan desde ya hábitos de higiene y cuidado diarios, conseguiremos que los mantengan durante toda la vida Es por eso que hoy os contamos 4 consejos básicos para mantener una buena salud oral en los más pequeños.

4 consejos para la salud oral infantil

 

Cepillarse los dientes al levantarse, después de comer y antes de ir a la cama

A veces los niños se saltan el cepillado de la noche porque tienen mucho sueño, pero es el más importante, pues las bacterias que se alojan en la boca actúan especialmente por la noche. Es esencial que se vayan a la cama con los dientes limpios.  

Evitar alimentos con exceso de azúcares

Como chuches, helados, caramelos, refrescos azucarados, zumos envasados, etc… Además de estar asociados a la obesidad infantil, el azúcar presente en estos alimentos deteriora el esmalte, erosionándolo y favoreciendo la aparición de caries. Es importante evitar o reducir su consumo a ocasiones especiales y enseñarles a cepillarse siempre los dientes después de consumir estos alimentos.

Ayudarles con el cepillado

Muchas veces confiamos en su buen hacer y luego nos llevamos sorpresas desagradables. A partir de los 7 u 8 años los niños son capaces de cepillarse los dientes correctamente, limpiando todas sus caras, mientras tanto habrá que ayudarles para llegar a donde ellos no llegan, especialmente muelas y caras internas de los dientes.

Utilizar pasta de dientes y colutorios específicos para niños

¿Por qué es importante que no utilicen los productos de los mayores? Porque para los pequeños vienen dosis específicas de flúor adecuadas a su edad, que no perjudican su salud.

 

Recuerda que si tienes cualquier duda, contacta con nosotros y te ayudaremos y aconsejaremos sin ningún tipo de compromiso.

Cuida tu higiene oral

salud oral consejos

Una buena higiene oral es fundamental para mantener una dentadura fuerte y sana. El cepillo de dientes es la ayuda de higiene oral más común para prevenir las enfermedades dentales y mejorar la salud bucal. Los cepillos de dientes pueden contaminarse con los microorganismos presentes en la cavidad bucal, y es por eso que debemos seguir una serie de medidas para mantener una buena higiene y salud.

Consejos para mantener una buena higiene oral

 

Nunca compartas un cepillo de dientes

No importa si estás relacionado o la cercanía que tengas con las personas con las que vives, nunca debe compartir tu cepillo de dientes con nadie más.
Esta es una forma en que los virus y las enfermedades transmitidas por la sangre pueden contraerse de otras personas.
Por la misma razón, debes asegurarte de que las cabezas de los cepillos de dientes también se mantengan separadas unas de otras donde sea que tú y el resto de las personas que habitan contigo almacenen sus cepillos de dientes.

Cambia tu cepillo de dientes regularmente

Es importante cambiar el cepillo de dientes o la cabeza del cepillo, al menos cada tres meses. Quizás incluso antes si las cerdas se desgastan.
Esto ayuda a garantizar que se esté cepillando los dientes de manera efectiva. Un cepillo gastado no puede hacer el trabajo que necesitas.
Cambiar tu cepillo regularmente también ayudará a prevenir la propagación de bacterias.

Limpieza bucal y enjuagues

Cepíllate diariamente con una pasta dental con flúor a última hora de la noche y, al menos, otra vez durante el día, como mínimo.
Limpia entre los dientes todos los días con cepillos interdentales o hilo dental y utiliza un enjuague bucal.

Limpia tu baño regularmente

Nuestros baños son el lugar donde muchos de nosotros almacenamos nuestros cepillos de dientes, toallas y otros artículos íntimos.
También es el lugar al que vamos para limpiarnos. Por lo tanto, por razones obvias, es importante que las superficies de su baño se limpien regularmente con un producto de limpieza a base de cloro (lejía).

 

Si tienes cualquier duda sobre como mantener una buena higiene dental en casa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te responderemos encantados.

Salud dental en la tercera edad

Sea cuál sea nuestra edad, es muy importante cuidar nuestra salud dental ya que ésta tiene consecuencias directas en nuestro bienestar y nuestro estado de salud general. Todas las etapas de la vida tienen sus particularidades y, en todas ellas, se deben tomar ciertas precauciones. Pero a medida que envejecemos, debemos tomar conciencia de cuidar nuestra salud bucodental. De esta forma, podremos disfrutar de una buena calidad de vida el máximo tiempo posible.

¿Cómo puede afectar la edad en la salud dental?

Debido al envejecimiento y al desgaste por el paso del tiempo, en la tercera edad es posible, y habitual, que la salud bucodental sufra alteraciones. El uso de prótesis, los efectos de ciertas medicaciones o trastornos normales de salud pueden afectar negativamente a la salud de dientes y encías.

  • Aparición de caries: la caries, sobre todo la radicular (en la raíz de los dientes), suele ser la más común en las personas mayores. Por eso es importante extremar la higiene bucodental para evitar la aparición de esta caries tan devastadora.
  • Sensibilidad dental: la sensibilidad dental también suele aparecer, o incluso agravarse, en la tercera edad, ya que las encías se retraen con el tiempo y quedan al descubierto zonas que no están protegidas por el esmalte, particularmente sensibles al dolor.
  • Sequedad bucal: la sequedad de la boca también es un trastorno bastante habitual muchas veces debido al consumo de determinados medicamentos. Para combatirla, es recomendable ingerir muchos líquidos, sobre todo agua. Y aquellas personas que usan dentaduras postizas deben extremar sus hábitos de higiene bucodental para mantener la dentadura limpia y ajustada y evitar la aparición de manchas, el mal aliento o inflamación de las encías.

Si tienes dudas sobre tu salud bucal o crees que deberías visitarnos, ven a vernos sin ningún tipo de compromiso. Podrás encontrarnos en Carrer de Jaume Casanovas 45, el Prat de Llobregat.