Caries infantil: ¿Cuáles son las causas principales?

caries infantil

La caries infantil es actualmente la enfermedad crónica más frecuente en la infancia. Esta patología puede afectar a la salud general de los más pequeños. Es por eso que durante la infancia precoz es necesario evitar ciertos hábitos que supongan un riesgo y que aumenten la posibilidad de que los niños desarrollen caries.

Causas principales de la caries en la infancia

Las principales causas de desarrollo de esta patología durante la infancia son:

  • Déficit o hábitos incorrectos en la lactancia materna

Aunque la lactancia materna tenga muchas ventajas nutricionales y psicológicas, el desarrollo de malos hábitos eleva el riesgo de que se sufran complicaciones bucodentales como la caries. La falta de lactancia materna o un periodo corto e insuficiente de ella, puede conllevar alteraciones dentales y maxilares.

  • Uso inadecuado y excesivamente prolongado del biberón

Al igual que con las tomas de leche materna, no es aconsejable continuar con la ingesta de leche de fórmula cuando el niño se duerma.

Si se sigue dando el biberón, una vez termine la toma hay que lavar los dientes. Además, el biberón debe ser utilizado sólo como recipiente para leche, por lo que otros líquidos, como zumo e infusiones deberán darse en otros utensilios. Tampoco es aconsejable en ningún caso añadir miel o azúcar al contenido del biberón.

  • Uso del chupete más allá de la edad recomendada

El chupete debe utilizarse, como máximo, hasta los dos años de edad. Lo más recomendable es abandonar este hábito entre los 12 y los 18 meses de vida. La alteración en la posición de la lengua que conlleva este hábito puede traer complicaciones que deberán ser tratadas por un odontopediatra.

  • Alimentación deficiente

El desarrollo de caries durante la infancia está directamente relacionado con el consumo de azúcares. Es aconsejable evitar, en cierta medida, toda fuente de azúcares refinados durante los dos primeros años de vida, como galletas, bollería, refrescos… La dieta debe favorecer la salud oral, fomentando la ingesta de frutas, verduras y otros alimentos saludables.

Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso. Nos encontrarás en Carrer de Jaume Casanovas 45, el Prat de Llobregat.


Dientes de leche: ¿cómo deben ser cuidados?

dientes leche

Tradicionalmente, hemos dado poca importancia a los dientes de leche de los niños, considerando que solo son piezas transitorias que acabarán por caerse de todos modos por lo que no necesitan cuidados especiales.

Sin embargo, se trata de un grave error. Está claramente demostrado que el cuidado que reciben los dientes de leche antes de caerse repercute directamente en cómo se desarrollarán posteriormente los dientes permanentes.

Por ello, es fundamental que los más pequeñis aprendan a llevar una higiene bucal adecuada que les permite mantenerse alejados de las caries y garantizar así que los dientes de leche lleguen sanos a la fase de su caída.

¿Qué sucede si aparece una caries en un diente de leche?

Si el dentista detecta una caries en uno de los dientes de leche, la mejor opción es proceder a empastarlo de manera inmediata, para garantizar así que la caries no se extiende más de lo estrictamente necesario y proteger a la pieza dental de posibles nuevas caries.

De esa forma esa pieza dental de leche puede llegar a sobrevivir hasta que la pieza dental permanente empieza a salir.

¿Cómo evitar que aparezcan caries en los dientes de leche?

La clave está en mantener una buena higiene bucal que garantice que la placa bacteriana no provoca la aparición de caries.

Esta higiene bucal debe de implicar un cepillado completo después de cada comida, la utilización de hilo dental para eliminar los restos acumulados entre los dientes y el reforzamiento con un enjuague bucal especial para niños, que proteja a las piezas dentales.

También es importante la prevención en una doble vertiente: por un lado hay que intentar reducir la ingesta de alimentos azucarados de los niños, como pueden ser dulces o refrescos, y, por otra, hay que acostumbrar a los niños a acudir al dentista de una manera rutinaria, con lo que se garantiza la detección precoz de una posible caries.

Con ello estaríamos consiguiendo una doble protección en nuestros niños, ya que por un lado les protegemos de la aparición de caries y, por otro lado, si aparecieran las detectaríamos rápidamente.

Si tienes cualquier duda sobre cómo mantener una correcta higiene dental en los más pequeños o deseas realizarnos cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos encantados.