[vc_row][vc_column][vc_column_text]

MADAGASCAR

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/6″][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”2/3″][vc_images_carousel images=”342,343,345,346,347,348,349,351,352,353″ img_size=”full”][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/6″][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_column_text]Madagascar es la 4ª isla más grande del mundo, su capital es Antananarivo y sus lenguas oficiales son el francés y el malasy. Madagascar se enfrenta con la mayoría de problemas característicos de las ex-colonias africanas subdesarrolladas. La agricultura es el principal sector y de ella vive la mayoría de la población.

El ritmo de crecimiento de la economía es inferior al de la población por lo que el PIB per cápita disminuyó en la última década a un ritmo de un 2,5 por ciento anual.

Madagascar 2005 es un proyecto que nació a raíz de las conversaciones con la fundación Proide, su preocupación por la salud buco-dental de los niños acogidos en sus centros de enseñanza y la gran necesidad de mejorar este ámbito sanitario en su población.

Con este proyecto se pretende realizar labores preventivas y de formación. También, durante nuestra estancia cubrimos las necesidades odontológicas básicas y de urgencia ya que sus carencias en el ámbito odontológico son importantes.

Ambositra es una ciudad de 100.000 habitantes que se extiende a lo largo de un altiplano a 1500 m de altura y a 170 Km. al sur de Antananarivo, la capital, con mucha población deprimida económicamente.

El objetivo final del proyecto es ayudar a la población de Ambositra a alcanzar una educación sanitaria en el ámbito buco-dental y detectar sus necesidades odontológicas para poder establecer un programa preventivo así como atender sus necesidades odontológicas durante nuestra estancia.

Nuestro programa consistió en instalar la clínica en tres hospitales de la región: Fojer St Marie, hospital de Ambositra y hospital de Fandrina. Con la colaboración del personal de la ONG italiana Akina Marary pudimos realizar 1200 tratamientos a pacientes, muchos de ellos venían andando de poblados lejanos esperando desde muy temprano en la puerta de la consulta.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]